Fisioterapeuta en Barakaldo

La fisioterapia es el arte y la ciencia para el tratamiento de diferentes enfermedades y patologías físicas. Se sirve de agentes físicos y naturales para curar, prevenir y tratar enfermedades.

Como fisioterapeuta en Barakaldo trata múltiples patologías como:

  • Luxaciones

  • Lumbalgias

  • Hernias discales

  • Fracturas óseas

  • Dolor meniscal

  • Tendinopatías

  • Contracturas

  • Protusines discales

  • Epicondilitis

  • Pubalgia

  • Esguinces

  • Metatarsalgias

  • Ciáticas

  • Roturas musculares

  • Túnel carpiano

  • Artrosis

  • Adherencias por cicatrices

  • Vértigos, mareos…

Fisioterapia invasiva

Es una técnica semi-invasiva que consiste en la introducción de una aguja de acupuntura para el tratamiento del síndrome del dolor miofascial provocado por la activación de los Puntos Gatillos Miofasciales (PGM). Los PGM son zona hiperirritables e hipersensibles localizados dentro de la fibra musculoesquelética que genera dolor a la compresión, distensión, sobrecarga, sobreestiramiento… Este dolor puede ser tanto local como referido. Se produce cuando las sarcómeras (zonas de las fibras musculares dónde se contrae el músculo) quedan permanentemente en contracción por la liberación continua de la acetilcolina, que impide la relajación de las fibras y disminuye el flujo de sangre.

El objetivo de la punción seca es desactivar el PGM para eliminar el dolor local o referido.

Esta técnica es levemente dolorosa cuando se realiza y deja un dolor post-punción que va disminuyendo a lo largo de las horas.

La punción seca sirve para tratar cualquier patología que curse con dolor miofascial: Tendinopatías, lesiones musculares, artrosis, patología de la columna vertebral (cervicálgias, dorsalgias, lumbalgias…), lesiones ligamentosas….

Con esta técnica nos encontramos con ciertas contraindicaciones o precauciones a tener en cuenta: belonefobia (pánico a las agujas), problemas de coagulación, alergias a metales, zonas de heridas no cicatrizadas, embarazo (tratamiento cercano a la zona pélvica y abdominal)…

Es una técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura (el mismo tipo de aguja que se utiliza en la técnica de punción seca).

Esta técnica produce una respuesta inflamatoria local y controlada provocando una reacción química que rompe el tejido fibrótico y produce una fagocitosis de las sustancias de desecho y una recuperación del tejido blando afectado.

Es un tratamiento local siempre con la ayuda de la ecografía y se aplica directamente sobre el tejido alterado o degenerado (tendón, ligamento, músculo, bursa …)

El objetivo es estimular el tejido dañado provocando la regeneración de las fibras de colágeno que están desestructuradas en cualquier patología musculoesquelética.

La efectividad de esta técnica es muy elevada con respecto a los tratamientos conservadores de fisioterapia (terapia manual, fibrolisis diacutánea, cyriax, US…) y casi desde la primera sesión se pueden notar la mejoría.

Dicha técnica es muy efectiva en muchas patologías musculoesqueléticas: tendinopatías, bursitis, problemas ligamentosos, roturas fibrilares…

Encontramos también contraindicaciones: embarazo, marcapasos, infecciones de la piel, úlceras cutáneas, tromboflebitis, belonefobia, alteraciones de la sensibilidad…

La neuromodulación es una técnica invasiva y prácticamente indolora que consiste en trabajar a través de la estimulación nerviosa útil para cualquier patología musculoesquelética. Consiste en la aplicación de una corriente de baja o media frecuencia en el sistema nervioso periférico para aumentar o disminuir la excitabilidad neuronal, estimular y resetear el impulso nervioso para tener un buen funcionamiento neuromuscular.

El tratamiento se realiza previamente localizando con ecografía el nervio lesionado que provoca el dolor y de esta manera ser precisos con la zona a tratar.

El objetivo de la neuromodulación es disminuir el dolor y restablecer es sistema nervioso ya sea central, somático, sensorial, motor…

El tratamiento de la neuromodulación se utiliza en las lesiones del sistema musculoesquelético: dolor crónico, disfunciones segmentarias de la columna vertebral, atrapamientos nerviosos, tendinopatías, lesiones musculares…

La técnica es local y segura que consiste en introducir varias agujas (directo a la zona cercana al nervio con ayuda de ecógrafo) para inhibir la respuesta nerviosa.